La primera relación sexual

La primera relación sexual para muchas niñas es un paso súper importante. La decisión de ser sexualmente activa no debe tomarse a la ligera. Pero antes de dar el paso, aquí hay algunas ideas que le permitirán manejar bien esta primera vez.

El sexo puede ser una gran cosa cuando estás realmente listo. Escuchar los testimonios de sus amigos sobre el placer de la penetración, la sensualidad, el cuerpo de los dos socios fusionados es una fuente de intenso disfrute que lo alienta a sacrificarse a Venus.


Pero antes de que pueda sentir este disfrute, la primera relación sexual si está mal administrada puede ser una decepción para las parejas. Por lo tanto, es urgente prepararse bien para comprender mejor esta primera vez.


Y esta preparación debe tener en cuenta su situación única y su buena voluntad. Para saber si te sientes listo tienes que responder algunas preguntas. ¿Conoces a tu pareja lo suficiente? 


¿Es tu relación lo suficientemente estable?  ¿O tienes suficiente confianza en él para que descubra tu privacidad? ? ¿Su decisión de tener relaciones sexuales no está influenciada por sus amigos o quienes lo rodean, quienes lo refieren a su virginidad y su edad avanzada?


Debe saber que nadie debe influir en su elección porque esta decisión es suya. También es una decisión que debe tomarse en pares. Si siente que su pareja no inspira confianza en usted, tómese su tiempo y no ceda ante su presión para romper porque es su cuerpo.


Además, el dolor durante la primera penetración no es sistemático en todas las niñas. Todo depende de cómo lo haga tu pareja. Debe tener en cuenta que esta es la primera vez para usted y mucho más insistir en los juegos previos, lo que le permitirá lubricar bien su vagina.


El sangrado no es obligatorio durante la primera relación sexual porque el himen (membrana fina que cubre parcialmente el orificio vaginal) puede desgarrarse mucho antes de la primera relación sexual por varias razones, como la práctica de un deporte .


Por otro lado, es posible quedar embarazada durante la primera relación sexual, así que tome sus precauciones para evitar un embarazo no deseado. El uso de condones es una buena opción porque lo protege tanto de embarazos no deseados como de infecciones de transmisión sexual (ITS).


La primera relación sexual es una opción decisiva porque, si va bien, puede fortalecer la autoestima y el deseo de querer continuar. Por otro lado, si sale mal, puede causar bloqueo psicológico y disgusto por el sexo.